lunes, 26 de agosto de 2019

SEMANA 24. NOTICIA 2: EDUCACIÓN.

Financiamiento educativo basado en resultados: ¿de qué se trata?

Estos esquemas buscan que los dineros de las inversiones sociales se 
desembolsen de acuerdo a los objetivos de los proyectos. Siegrid Holler, 
socia de Instiglio, y panelista en la Cumbre Líderes por la Educación, 
explica el modelo.
¿Cuáles son los beneficios del financiamiento basado en resultados en la educación? Siegrid Holler, socia de Instiglio. Foto: Foros Semana
Semana Educación: Según estudios de la OCDE, en Colombia se necesitan 11 generaciones para salir de la pobreza, a pesar de que la inversión social ha venido creciendo considerablemente en las últimas décadas. ¿Por qué sucede esto y cómo puede ayudar el mecanismo basado en resultados?
Siegrid Holler: Un motivo por el cual puede estar pasando esto es que, a pesar de las grandes inversiones que se han venido haciendo, tal vez estas no han sido lo más efectivas. Esto quiere decir que no se han traducido en los resultados deseados. El financiamiento basado en resultados busca precisamente esto, que se financie con un enfoque y atando recursos a los resultados logrados. 
Esto funciona cuando tienes una entidad, puede ser pública o privada, que decide financiar la totalidad o parte de los recursos de un programa por resultados. Entonces se tiene que predefinir a qué nos referimos con resultados, que en el caso de educación podemos referirnos a resultados cuando hablamos de logros de aprendizaje versus repartir materiales educativos. El resultado es que se aprenda no que se reparta el material. O en Educación para trabajo, una actividad es capacitar a población en empleabilidad y el resultado sería la colocación efectiva y la retención del trabajador en el tiempo. Entonces es empezar a enfocarnos menos en las actividades o productos y más en los resultados que se buscan. 
S.E.: ¿Qué otros beneficios trae un modelo de Financiamiento Basado en Resultados?
S.H.: Primero, que se defina cuál es el objetivo que busco. Segundo que se empiece a medir rigurosamente; en la mayoría de los casos los resultados de los programas no se miden. Tercero, que los miren constantemente para ver si me estoy acercando o no al logro de los resultados. Y, por último, poder enfocar el financiamiento a los resultados, pues al estar pagando por lo que funciona debería traducirse en flexibilidad adicional pues no hay una necesidad tan fuerte del gobierno o financiadores de mirar al detalle las actividades que se están ejecutando porque yo sé que le estoy dando unos incentivos apropiados a quienes están implementando para que alcance el objetivo. Entonces los implementadores ya no tienen que estar trabajando desde un mecanismo muy rígido, una sobreespecificación de actividades, sino que ellos pueden ir viendo cómo les va. Medir, aprender, si algo no funciona se mejora, si algo funciona se escala para poder lograr el mayor impacto posible.

S.E.: ¿Cómo llega Instiglio a proponer proyectos con financiamiento basado en resultados?
S.H.: Al inicio cuando llegamos a Colombia fuimos los primeros en empezar a hablar y tratar de implementar mecanismos de financiación basada en resultados, específicamente bonos de impacto. Algo clave al inicio fue buscar algunos champions que también creyeran en el potencial de estos mecanismos y quisieran empezar a experimentar en Colombia, donde claramente había las condiciones para experimentar con estos mecanismos. Así tuvimos la suerte de trabajar con aliados clave de fundaciones privadas como la Fundación Corona, la Fundación Julio Mario Santo Domingo y Bolívar Davivienda. Con ellos empezamos a trabajar con donantes como la Cooperación Suiza y el BID.
Gracias al aval de estas organizaciones, el gobierno se sumó con un proyecto de Prosperidad Social. Este hecho hizo que Colombia se volviera pionero en bonos de impacto social en países en vía de desarrollo, siendo el primer país en implementar este mecanismo. Fue un proyecto para brindar educación para el trabajo.
S.E.: ¿Y cómo les fue en el proyecto con el Gobierno?
Fue sumamente exitoso porque logramos que el gobierno empezara a pagar por resultados a contratistas y era la primera vez que se hacia algo así. Luego vimos la transformación en los operadores pues empezaron a cambiar sus prácticas de implementación y a cambiar la cultura de la organización para enfocarse mucho más en resultados, traduciendo este cambio en resultados superiores a los resultados de los mejores programas de empleo en países en vía de desarrollo. También cabe resaltar que se superaron las metas de colocación laboral ampliamente y de retención de los empleados. Con esto, cerramos una primera etapa de experimentación, actualmente estamos en una fase donde hay más de 35 organizaciones en el país que están implementando este tipo de mecanismos.
Ya se lanzó el segundo bono de impacto de una entidad con la Alcaldía de Cali. Esto es un gran logro pues ahora tiene dos bonos de impacto y son muchas las fundaciones privadas que se están sumando para ser nuevos inversionistas y donantes. Es de suma importancia recalcar que a partir de esta experiencia los temas de financiación basada en resultados quedaron en el Plan Nacional de Desarrollo.  Lo ideal sería que en el camino se empiecen a institucionalizar estos mecanismos porque abren puertas a oportunidades muy grandes, pueden ahorrar muchos recursos y hacer más efectiva la inversión.

S.E.: ¿Qué ejemplos puntales han visto en educación?
S.H.: Un caso específico en el que trabajamos nosotros es un bono de impacto de desarrollo en la India, que fue el primer bono de impacto de desarrollo a nivel mundial, y en este caso los resultados que se buscaban era mejorar los logros de aprendizaje y las tasas de matrícula de niños y niñas en la escuela. Esto es un programa que venía implementándose hace muchos años, que se habían dado unas evaluaciones muy rigurosas, evaluaciones de impacto del programa con unos resultados buenos. Pero básicamente cuando se empezó a implementar el programa bajo este esquema de pago por resultados se pusieron unas metas muy ambiciosas, eran 60 por ciento superiores a los resultados anteriores y estos resultados se superaron.
S.E.: En el caso de India que querían, por un lado, mejorar los resultados de conocimiento y, por otro lado, mejorar los índices de matrícula, ¿cuáles fueron los resultados?
S.H.: En matrículas se superó la meta un 110 por ciento, es decir que se matricularon todas las niñas y un poco más, que no estaban en el sistema escolar. Y en aprendizaje se superó un 60 por ciento; es decir, con los mismos recursos se pudo lograr una meta mayor. Las metas se basaron en una evaluación de impacto previa.
Esto sucede porque se generan prácticas nuevas, no solo en los modelos de intervención sino tambien en la cultura organizacional. Empieza a cambiar la forma en la que los gerentes de los programas y coordinadores de campo piensan en su trabajo y tienen el foco en resultados de una manera mucho más clara. Porque se usan más dinámicas y un manejo de los datos distintos para saber qué está funcionando y qué no está funcionado, pues esto permite cambiar las cosas en la marcha y hacer evaluaciones de gestión y calidad del personal. 
Este tipo de mecanismos fortalecen la capacidad de las organizaciones y de los gobiernos para no solamente dar resultados en el momento sino después porque aprenden técnicas de gestión básicas que son conocidas en el sector privado pero que no se conocen tanto en el sector social.
*Este es uno de los temas que se abordará en la Cumbre Líderes por la Educación, que tendrá lugar el 18 y 19 de septiembre en Bogotá.

SEMANA 24. NOTICIA 1: TECNOLOGÍA.

La tecnología de espionaje de la Guerra Fría que todos usamos



Una imagen tomada en el Kremlin que muestra al embajador estadounidense Averell Harriman, entre Winston Churchill y Joseph Stalin.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionUna imagen tomada en el Kremlin que muestra al embajador estadounidense Averell Harriman, entre Winston Churchill y Joseph Stalin.

Moscú, 4 de agosto de 1945. El capítulo europeo de la Segunda Guerra Mundial había concluido, y Estados Unidos y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) analizaban su futura relación.
En la embajada estadounidense, un grupo de niños de la Organización de Jóvenes Pioneros de la Unión Soviética protagonizó un encantador gesto de amistad entre las dos superpotencias.
Le regalaron a Averell Harriman, el embajador estadounidense, una escultura tallada a mano del sello ceremonial de EE.UU. Más tarde se lo conocería simplemente como La Cosa.
Normalmente la oficina de Harriman hubiera revisado el pesado adorno de madera en busca de micrófonos ocultos, pero dado que no había cables ni baterías a la vista, ¿qué daño podría hacer?
Harriman le dio a La Cosa un lugar de honor, colgándolo en la pared de su estudio, desde dondemantuvo sus conversaciones privadas durante los siguientes siete años.
Lo que no sabía es que el dispositivo había sido construido por una de las mentes más originales del siglo XX.


Leon Theremin mostrando su instrumento musical homónimo en París, en 1927.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLeon Theremin mostrando su instrumento musical homónimo en París, en 1927.

Leon Theremin ya era famoso incluso entonces por su revolucionario instrumento musical eléctrico, que llevaba su nombre, y que sonaba sin ser tocado.
Había estado viviendo en EE.UU. con su esposa, Lavinia Williams, antes de regresar a la Unión Soviética en 1938. Su esposa luego dijo que fue secuestrado. En todo caso, lo pusieron rápidamente a trabajar en un campo de prisioneros, donde se vio obligado a diseñar La Cosa, además de otros dispositivos de escucha.
Eventualmente, los operadores de radio estadounidenses se toparon con las conversaciones del embajador de EE.UU. que se transmitían por radio, pero no pudieron detectar el origen de las transmisiones.
Escanearon la embajada en busca de emisiones de radio y no detectaron micrófonos. Tomaría aún más tiempo descubrir el secreto.
El dispositivo de escucha estaba dentro de La Cosa, y era ingeniosamente simple: apenas una antena unida a una cavidad con un diafragma plateado encima, que servía como micrófono. No usaba baterías ni otra fuente de energía. La Cosa no los necesitaba.


El representante de EE.UU. ante las Naciones Unidas, Henry Cabot Lodge, muestra el sello y señala el lugar donde se colocó el micrófono soviético.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl representante de EE.UU. ante las Naciones Unidas, Henry Cabot Lodge, muestra el sello y señala el lugar donde se colocó el micrófono soviético.

Se activaba a través de ondas de radio transmitidas hacia la embajada estadounidense por los soviéticos. Usaba la energía de la señal entrante para transmitir. Cuando esa señal se apagaba, La Cosa se quedaba en silencio.
Al igual que el instrumento musical sobrenatural de Theremin, La Cosa podría parecer una curiosidad tecnológica. Pero la idea de un dispositivo que funciona con ondas de radio entrantes y que envía información en respuesta es mucho más que eso.
Hoy en día la etiqueta RFID -abreviatura en inglés de "identificación por radiofrecuencia"-, es omnipresente en la economía moderna.
Mi pasaporte tiene uno. También mi tarjeta de crédito, lo que me permite pagar por artículos pequeños simplemente pasando mi tarjeta por un lector RFID.


Una etiqueta RFIDDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionMuchos objetos hoy llevan la tecnología RFID.

Los libros en bibliotecas a menudo tienen estas etiquetas -y no solo "RFID Essentials", el libro que utilicé para investigar esta historia-. Las aerolíneas los utilizan cada vez más para rastrear equipaje; los comercios minoristas, para evitar robos en tiendas.
Algunas de estas etiquetas contienen una fuente de energía, pero la mayoría, como La Cosa de Theremin, se alimentan de forma remota por una señal entrante. Eso los hace baratos, y ser barato siempre ha sido una ventaja comercial.
Durante la Segunda Guerra Mundial, los aviones aliados utilizaron una forma de RFID: un radar iluminaba los aviones, y un enorme dispositivo llamado un transpondedor reaccionaba al radar emitiendo una señal en respuesta que significaba "estamos de tu lado, no dispares".
Pero a medida que los circuitos de silicio comenzaron a hacerse más pequeños, fue posible concebir una etiqueta que podía adjuntarse a algo mucho menos valioso que un avión.
Al igual que los códigos de barras, las etiquetas RFID podían usarse para identificar rápidamente un objeto.
Pero a diferencia de los códigos de barras, podían escanearse automáticamente, sin la necesidad de una línea de visión. Algunas etiquetas se pueden leer a distancia y algunas también pueden escanearse, aunque de manera imperfecta, en lotes. Además, algunas pueden reescribirse, leerse o deshabilitarse de forma remota.
pueden almacenar muchos más datos que un humilde código de barras, lo que permite, por ejemplo, identificar a un objeto no solo como un tipo particular de jeans de talla mediana, sino como un par único hecho en un lugar determinado en un día determinado.
Las etiquetas RFID se usaron para controlar los vagones ferroviarios y al ganado lechero en la década de 1970.


Unas bananas al lado de una etiqueta RFID.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionHoy hasta las bananas pueden llevar una etiqueta RFID.

A principios de la década de 2000, grandes organizaciones como los supermercados Tesco y Walmart y el Departamento de Defensa de EE.UU. comenzaron a exigir que sus proveedores etiquetaran sus lotes de suministros. El objetivo final parecía ser colocar una etiqueta RFID en todo.
Algunos entusiastas incluso implantaron etiquetas RFID en sus cuerpos, lo que les permitió abrir puertas o viajar en el metro con un movimiento de su mano.
En 1999, Kevin Ashton, de la empresa de bienes de consumo Procter & Gamble, acuñó una frase perfectamente calculada para capturar el fervor: la RFID, dijo, podría llevar al "internet de las cosas" o IoT, como se le conoce, por sus siglas en inglés.
Pero el entusiasmo por la RFID se desvaneció a medida que la atención se dirigió a nuevos y brillantes productos de consumo: teléfonos inteligentes, introducidos en 2007, relojes inteligentes, termostatos inteligentes, altavoces inteligentes e incluso automóviles inteligentes.
Todos estos dispositivos son sofisticados y tienen un gran poder de procesamiento, pero también son costosos y necesitan una sustancial fuente de energía.


Teléfonos inteligentesDerechos de autor de la imagenTHINKSTOCK
Image captionLos dispositivos inteligentes, como los celulares, acapararon la atención a partir de 2007.

Cuando hablamos sobre el IoT hoy, usualmente no nos referimos a la RFID sino a estos dispositivos, un mundo de ingeniería compleja en el que tu tostadora habla con tu refrigerador sin motivo aparente, y los juguetes sexuales operados a distancia pueden revelar información sobre hábitos que la mayoría de nosotros considera más bien íntimos.
Quizás no debería sorprendernos: en la era de lo que la socióloga Shoshana Zuboff llama "capitalismo de vigilancia", la violación de la privacidad se ha convertido en un popular modelo comercial.
Pero en medio de todo este alboroto y preocupación, la humilde RFID continúa trabajando silenciosamente. Y yo apuesto que sus días de gloria están por venir.
El comentario de Ashton sobre la RFID y el IoT era sencillo: las computadoras dependen de los datos para dar sentido al mundo físico y poder rastrear, organizar y optimizar.
Los seres humanos tenemos mejores cosas que hacer que escribir toda esa información, por lo que es necesario construir objetos que suministren automáticamente esa información a la computadora, haciendo que el mundo físico sea inteligible en términos digitales.


La profesora Joanne Chung Wai-yee de la Universidad Politécnica de Hong Kong demuestra un sistema controlado por RFID, diseñado con la intención de evitar los errores en las órdenes médicas.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLa profesora Joanne Chung Wai-yee de la Universidad Politécnica de Hong Kong demuestra un sistema controlado por RFID, diseñado con la intención de evitar los errores en las órdenes médicas.

Muchas personas ahora llevan teléfonos inteligentes y la RFID sigue siendo una forma económica de hacerles un seguimiento.
Incluso si lo único que hacen muchas etiquetas es informarle a un lector RFID "aquí y ahora, este soy yo", eso es suficiente para que las computadoras tengan sentido del mundo físico.
Las etiquetas pueden desbloquear puertas, realizar un seguimiento de herramientas, componentes e incluso de medicamentos, automatizar procesos de producción y hacer pequeños pagos rápidamente.
La RFID puede no tener el poder y la flexibilidad de un reloj inteligente o un automóvil sin conductor, pero es barato y pequeño: lo suficientemente barato y lo suficientemente pequeño como para usarse para etiquetar a cientos de miles de millones de artículos.
Y no se necesitan baterías. Cualquiera que piense que eso no importa debería recordar el nombre de Leon Theremin.


Línea.


jueves, 22 de agosto de 2019

SEMANA 23. NOTICIA 2: SALUD.

Qué es el Candida auris, el misterioso hongo resistente a los medicamentos que se expande por el mundo (y ya llegó a América Latina)



Candida aurisDerechos de autor de la imagenSCIENCE PHOTO LIBRARY
Image captionCasi la mitad de los pacientes que contraen el Candida auris fallecen en noventa días.

En 2015, Johanna Rhodes, especialista en enfermedades infecciosas del Imperial College London, recibió una llamada de emergencia de un hospital a las afueras de Londres.
¿La razón? Una infección que parecía resistente a los medicamentos se estaba extendiendo por el hospital sin que nadie supiera por qué.
"En aquel entonces la comunidad científica prácticamente no había oído hablar delCandida auris", le cuenta la especialista a BBC Mundo.
"En el hospital había un par de pacientes infectados con este germen pero no había parecido algo muy serio, hasta que se dieron cuenta de que se había extendido por las paredes, por los muebles, por toda la superficie del hospital", recuerda.
"Resultaba muy difícil de identificar porque nadie sabía realmente lo que estaban buscando. Me llamaron para que les ayudase a averiguar cómo y por qué se estaba expandiendo", explica Rhodes
Y el hongo no solo se estaba expandiendo por el hospital de Londres, sino a nivel mundial.

Un hongo diferente

El Candida auris, una especie de hongo que crece como levadura, fue identificado por primera vez hace una década.
"No sabemos cuál es su origen pero fue descrito por primera vez en 2009 tras ser aislado del canal auditivo de un paciente de Corea del Sur", explica Rhodes.
"Unos años más tarde aparece en Japón y comienzan a surgir brotes en países como India, Sudáfrica, Venezuela, Estados Unidos, Reino Unido y España", agrega.


HospitalDerechos de autor de la imagenISTOCK
Image captionLas infecciones resistentes a los medicamentos preocupan cada vez más a la comunidad médica.

Janiel Nett, profesora asistente en el Departamento de Medicina y Microbiología Médica e Inmunología de la Universidad de Wisconsin, le dijo a BBC Mundo que versiones diferentes del hongo comenzaron a aparecer en cuatro continentes al mismo tiempo.
"Esta aparición casi simultánea no tiene precedente", asegura Rhodes.
"Y lo que más nos preocupa es que todas estas versiones han mostrado una fuerte resistencia a los medicamentos".
El hongo que apareció en el hospital de Londres fue erradicado eventualmente, pero no fue fácil: el Candida auris es capaz de persistir en el medio ambiente ypuede sobrevivir en superficies inanimadas.
Además, muchos de los desinfectantes que utilizan los servicios de salud no resultan efectivos contra este germen.
"Varias salas tuvieron que permanecer cerradas durante meses y ser descontaminadas con brío", explica Rhodes.

Resistencia a la medicina

Los expertos en salud pública llevan décadas advirtiendo que el uso masivo de antibióticos está disminuyendo su eficacia.
Y la aparición del Candida auris demuestra que los hongos también se están volviendo cada vez más resistentes a los medicamentos.


doctor con niñaDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLos expertos llevan décadas advirtiendo que el uso masivo de antibióticos puede resultar contraproducente

Los antibióticos y antimicóticos sirven para combatir infecciones en las personas, pero este no es su único uso.
Los antibióticos se emplean además para prevenir enfermedades en animales de granja y los antimicóticos también se utilizan como fungicida en la agricultura.
Y, para algunos científicos, este uso cada vez mayor de herbicidas y fungicidas está contribuyendo a la aparición de hongos resistentes a los medicamentosentre las personas que consumen estos cultivos.
La profesora Janiel Nett explica que más del 90 por ciento de las infecciones causadas por el Candida auris son resistentes al menos a un medicamento, mientras que el 30 por ciento son resistentes a dos o más fármacos.
"Hemos llegado a ver cómo esta resistencia se desarrolla en un mismo paciente a lo largo del tratamiento", agrega la investigadora Rhodes. "Y parece que la resistencia del germen también se desarrolla a medida que se expande por el mundo".

También en América

En Estados Unidos ya ha habido un total de 537 casos de Candida Auris, la mayoría en hospitales.
Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU, casi la mitad de los pacientes que contraen el Candida aurisfallecen en noventa días.
Pero aunque en el hospital de Londres también fallecieron varios de los pacientes infectados, Rhodes incide en que las personas sanas no deberían preocuparse en exceso.
Y sobre todo, no deberían dejar de ir al hospital por miedo a contraer la infección.


Candida aurisDerechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionSegún los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU, casi la mitad de los pacientes que contraen el Candida auris fallecen en noventa días.

"Estos pacientes ya estaban hospitalizados cuando desarrollaron el Candida aurisy su sistema inmunológico se encontraba debilitado", explica Rhodes.
"Así que es importante recordar que aunque murieron con la infección, eso no significa necesariamente que fallecieran debido a ella", afirma.
Venezuela es otro de los países donde se ha encontrado el Candida auris. En 2013 una unidad neonatal identificó este hongo en varios bebés prematuros.
"Ha habido casos publicados y no publicados", le dice a BBC Mundo Jaime Torres, jefe de la sección de enfermedades infecciosas del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela.
"En 2013 murieron varios bebés recién nacidos como consecuencia de la infección. Pero hay que recordar que los bebés prematuros suelen ser más débiles y suelen tener más problemas de salud", explica.





La BBC visitó un hospital de Caracas y comprobó cómo está colapsando el sistema de salud venezolano.

Torres afirma que las personas que sufren un mayor riesgo son aquellas con un sistema inmunitario debilitado o que están ingresadas en el hospital debido a otra enfermedad.
"No creo que vayamos a vivir una epidemia de Candida auris en Venezuela, pero sí creemos que puede ser una causa de infección en pacientes que ya están enfermos", anticipa.
Y Venezuela no es el único país de la región donde se ha reportado la aparición del hongo.
En Colombia su presencia fue identificada por primera vez en 2015, cuando se individualizaron tres casos en un hospital de Bogotá, el primero de ellos en un paciente de 74 años ingresado en noviembre de 2013.
Otros 17 casos fueron reportados en 2017, en un hospital de Valledupar.

Nuevos medicamentos

La investigadora Rhodes afirma que los profesionales de la salud en casi todos los países del mundo ya saben cómo identificar las infecciones causadas por Candida auris.
"Los médicos están mejor preparados, saben qué medicamentos funcionan y cuales no", afirma.


MedicamentosDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionVarias compañías están empezando a desarrollar drogas para combatir a estas nuevas infecciones.

Para ella, otra buena noticia es que muchas compañías están empezando a desarrollar drogas y desinfectantes para combatir las nuevas infecciones.
Sin embargo, estas drogas tendrán que pasar por ensayos clínicos y ser aprobadas, lo que llevará tiempo.
"Somos optimistas de que habrá nuevos antimicóticos que pueden ser efectivos contra el Candida auris", dice la profesora Janiel Nett .
"Pero siempre existe la posibilidad de que el Candida auris se desarrolle para combatir a este nuevo medicamento o que aparezca un tipo de hongo con mayor resistencia", advierte.